Saltear al contenido principal
Elevación De Seno Maxilar

Elevación de seno maxilar

Antes de llevar a cabo el diseño y la colocación de los implantes, el profesional realizara una serie de estudios y evaluaciones del paciente. Si en ellos encuentra que la persona ha perdido masa ósea, una de las posibles soluciones es recurrir a la elevación del seno maxilar.

¿En qué consiste la elevación del seno maxilar?

La elevación del seno maxilar forma parte de las cirugías orales que se llevan a cabo para que sea posible colocar implantes dentales cuando las condiciones naturales del paciente no lo permiten.

Consiste en realizar un injerto en la zona de los molares y de los premolares del maxilar superior. De esta forma, el paciente recupera volumen óseo en sentido vertical.

¿Cuándo se realiza la elevación del seno maxilar?

La elevación del seno maxilar es la alternativa a los tratamientos de regeneración ósea del maxilar cuando la pérdida de hueso ha tenido lugar en el área del seno maxilar, lugar que no permite otra técnica que no sea la elevación.

Por lo tanto, se recomienda este procedimiento para poder colocar implantes dentales en pacientes que carecen de la suficiente cantidad de hueso como para retener los implantes.

Tipos de elevaciones de seno maxilar

  • Abierta: consiste en abrir una “ventana” a través de la encía, para acceder a la membrana de Schneider, la cual se encuentra en la base del seno maxilar. Se procede a levantar dicha membrana para colocar la sustancia que pasará a sustituir el hueso que falta. Es la técnica de elevación de seno más común y puede ser hecha tanto con anestesia local como con sedación consciente.
  • Cerrada: es la menos común de las dos porque se requiere que el paciente cuente al menos con 5 milímetros de altura ósea en su maxilar. No es una intervención traumática, ya que se aprovecha la misma abertura que se lleva a cabo para colocar el implante. A través de ella, el odontólogo eleva la membrana de Schneider con la ayuda de un osteótomo y procede a rellenar la cavidad con el hueso artificial.

Resultados obtenidos

Una vez concluida la intervención con éxito, se podrá proceder a colocarle al paciente los implantes dentales.

La zona posterior del maxilar superior es donde se concentra la mayor cantidad de problemas debido al rechazo de los tornillos de titanio por parte del organismo. En cambio, esta cirugía reduce estos riesgos de forma considerable, aumentando así la efectividad y durabilidad de los implantes.

Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies