Saltear al contenido principal
Mesoterapia Con Vitaminas

Mesoterapia con vitaminas

En plena era de la imagen y de la estética, de continuo aparecen nuevos tratamientos destinados al rejuvenecimiento y la mejoría de la expresión facial.

Entre ellos, una de las últimas tendencias es la denominada mesoterapia con vitaminas. Veamos en qué consiste este tratamiento y para quién está indicado.

Qué es la mesoterapia vitamínica

La mesoterapia vitamínica facial es un tratamiento intensivo de nutrición del cutis. Se inyecta en la piel del rostro una combinación de ácido hialurónico, aminoácidos, vitaminas y otros micronutrientes esenciales.

Se trata de un tratamiento de choque  que persigue obtener un rejuvenecimiento facial visible y rápido, por lo que sus efectos reales pueden ser valorados con gran objetividad.

Cuándo utilizar esta terapia

Las indicaciones más comunes son:

  • Tratamiento de arrugas superficiales y suavizado de las arrugas de expresión
  • Restauración de la tersura y luminosidad en cutis con poca vitalidad
  • Problemas de flacidez en el rostro y en el cuello
  • Manchas y otras alteraciones de la pigmentación cutánea
  • Pieles jóvenes excesivamente deshidratadas o envejecidas prematuramente
  • Coadyuvante en tratamientos de algunos trastornos dermatológicos

Además, la mesoterapia con vitaminas puede ser utilizada como complemento o acelerador de otros tratamientos de rejuvenecimiento y eliminación de arrugas además del botox.

¿Es realmente eficaz?

Sin entrar en cuestiones médicas ni dermatológicas, es un hecho comprobado que la adición directa de sustancias nutrientes a la piel es un factor que influye directamente en la mejoría del estado de la misma.

Por tanto, a priori, los tratamientos de mesoterapia han de ser beneficiosos para tu piel. No obstante, cada tipo de cutis reacciona de manera diferente y lo que parece no funcionar en un rostro puede ser la solución definitiva para otro.

La conclusión es que la mesoterapia con vitaminas es una opción que, si te preocupa seriamente el envejecimiento facial, deberías probar.

Como los resultados son muy rápidos, podrás comprobar fácilmente si son los esperados y decidir si continúas con esa terapia o has de buscar una alternativa distinta.

Volver arriba