Saltear al contenido principal
Tratamiento Artrocentesis Mandibular En Pamplona

Tratamiento artrocentesis mandibular en Pamplona

La articulación temporomandibular es la única articulación de nuestra cabeza, se encuentra entre la mandíbula y la base del cráneo, justo delante de las orejas.

En la unión entre los dos huesos hay un trozo de cartílago, llamado menisco, que «amortigua» la fricción entre ellos y los mantiene en su lugar. Este menisco está envuelto entre los ligamentos por una cápsula rellena de líquido sinovial (un líquido transparente y viscoso que se encuentra en las articulaciones) como lubricante. Si el menisco se desplaza o se daña por cualquier motivo, puede provocar dolor o dificultad para abrir y cerrar la boca.

Causas más habituales del desplazamiento meniscal

Los motivos más habituales de este desplazamiento son provocados por una mala oclusión ( el encaje de los dientes) y se asocian al bruxismo o apretamiento aunque pueden existir otras causas. Los síntomas más comunes del desplazamiento del menisco son:

  • Dificultad para abrir y cerrar la boca.
  • Dolor al masticar.
  • Sonido de estallido al abrir y cerrar la boca
  • Rigidez y dolor alrededor del oído

Tratamiento de la artrocentesis mandibular en Clínica CROSS

Para corregir este problema, es necesario realizar un estudio de las causas que han originado el desplazamiento para intentar corregirlas. Una vez que se han solucionado las causas que suelen estar en la boca si persiste el bloque o dificultad para abrir la boca se puede realizar una artrocentesis en la articulación temporomandibular.

La artrocentesis de la ATM es un procedimiento para lavar la articulación de la mandíbula con líquido estéril y puede acompañarse de la introducción de algún lubricante como el ácido hialurónico

El procedimiento consiste en insertar dos pequeñas agujas en la articulación temporomandibular, una de las cuales puede bombear líquido estéril a la articulación bajo presión, mientras que la otra permite que el líquido se drene de la articulación. El cirujano maxilofacial la manipulará suavemente para intentar restaurar el menisco a la posición normal de la articulación.

La artrocentesis de la ATM no suele ser la primera opción de tratamiento en estos casos, primero se emplean técnicas más conservadoras como medicación o férulas de descarga.

Si no funciona ninguna de estas medidas y el bloqueo persiste puede ser necesario realizar una artroscopia o una intervención abierta de la articulación para reposicionar el menisco

En la mayoría de estos casos una vez obtenida la mejoría de los síntomas de la articulación es necesario corregir las posibles maloclusiones dentarias que lo provocaban

Si quiere conocer todos nuestros tratamientos de ATM, puedes ponerte en contacto con Clínica CROSS para diagnóstico y plan de tratamiento.

Volver arriba