Saltear al contenido principal
Unas Buenas Proporciones Para Una Salud óptima

Unas buenas proporciones para una salud óptima

Del cuerpo de la mujer, la importancia de los senos no es algo desconocido, tanto en lo natural como en lo estético. Sin embargo, su tamaño es muy variable, idealmente debe ser proporcionado con la anatomía de la mujer, pero en algunos casos su tamaño es excesivo, lo que no siempre se significa beneficios, al contrario, puede ser un problema molesto que tiende a provocar dolores en la espalda, problemas de postura e incluso problemas emocionales relacionados con la autoestima.

Afortunadamente la medicina ha desarrollado y perfeccionado alternativas para la reduccion de pecho que te permitirán disfrutar de tu cuerpo y de una salud óptima.

En la proporción está la clave

Siempre se ha dicho que todos los excesos son malos. Para el tamaño de los senos esta premisa también aplica.
Un tamaño desproporcionado del pecho acarrea una serie de consecuencias que afectan mucho la calidad de vida. Dolor crónico en áreas como cuello, espalda y hombros, salpullido debajo de las mamas, mala posición corporal causada por esconder el pecho, estrías, problemas respiratorios, problemas de autoestima, son algunos de ellos.

Reducción de pecho

Las mujeres con senos grandes con el fin de evitar los problemas de salud que mencionamos en el apartado anterior recurren a la cirugía de reduccion de pecho, también llamada mamoplastia reductora. Esta intervención quirúrgica, como su nombre lo indica, consiste en la rectificación de la hipertrofia mamaria (aumento desmesurado y excesivo de la mama) para retirar el exceso de volumen, grasa y peso.

En la mayoría de las operaciones se realiza una reducción que abarca entre el 30%- 50 % con respecto al tamaño original, y su éxito está en darle una forma más estética a la mama, que a su vez se traduce en la desaparición de dolores crónicos y un aumento de la autoestima y confianza de la mujer.

¿Quiénes pueden practicarse una reduccion de pecho?

La reduccion de pecho está recomendada a partir de los 18 años, porque se estima que a esa edad se detiene el crecimiento de la mama. También se les recomienda a las mujeres no practicarse esta cirugía después de los 60 años de edad. Sin embargo, cada organismo es diferente, y solo un cirujano especialista puede darte el sí, para realizar esta intervención.

La mamoplastia reductora es la alternativa para todas aquellas mujeres que buscan un alivio a todas las molestias que el desmesurado tamaño del pecho puede ocasionar. Si eres una de ellas, en la Clínica Cross encontrarás nuestro equipo de especialistas en cirugía estética, médicos con amplia experiencia que te orientarán y explicarán todo lo que necesitas saber sobre la reduccion de pecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Volver arriba