Saltear al contenido principal
Limado Del Caballete Nasal

Limado del caballete nasal

Vamos a aprender más acerca del limado del caballete nasal, estudiando cuáles son los pacientes más idóneos para este tipo de procedimiento, además de que tendremos en cuenta los cuidados que se deben llevar a cabo una vez que el paciente salga de la consulta.

¿Qué es el limado del caballete nasal?

El limado de caballete nasal es una técnica de rinoplastia que se utiliza con el objetivo de mejorar el caballete de la nariz del paciente, logrando de esta forma para ofrecer un perfil más recto.

Dependiendo de las particularidades de cada paciente, este tipo de intervención se puede llevar a cabo ya sea de forma abierta o de forma cerrada, pero en cualquier caso es un tipo de cirugía rápida y definitiva, que tiene una rápida recuperación y unos resultados excepcionales.

Quién se debe someter a este tipo de intervención

El limado del caballete nasal se puede realizar sobre cualquier persona que quiera mejorar su imagen o incluso necesité mejorar su respiración.

Sin embargo, el cirujano realizará en todo caso una valoración previa a la cirugía con el objetivo de valorar de forma general el estado de salud del paciente, garantizando así que se pueda someter a la intervención con la máxima seguridad.

Después del limado del caballete nasal

Una vez que se ha realizado el limado del caballete nasal, el paciente deberá cumplir con unas exigencias básicas que garantizan los resultados:

  • Deberá tomar analgésicos para evitar las molestias de intervención.
  • Los primeros días tiene que dormir boca arriba.
  • Es importante evitar gesticular demasiado ya que esto puede producir dolor.

Para poder observar los resultados, será necesario que transcurran dos semanas, y tras cuatro semanas desde la intervención, el paciente podrá comprobar los resultados definitivos, los cuales permanecerán a lo largo de toda la vida siempre y cuando no reciba ningún fuerte golpe que pueda afectar a la estructura ósea de la nariz.

Volver arriba