Saltear al contenido principal
Lipoescultura

Lipoescultura

Entre la piel y el músculo se acumula grasa formando depósitos que, en ocasiones, resultan difíciles de ser eliminados mediante dietas o ejercicio. Cuando esto ocurre, se puede recurrir a la lipoescultura, la cual consiste en una cirugía estética cuya finalidad es hacer que dicho tejido adiposo desaparezca. Para comprender la lipoescultura, debemos primero hablar de liposucción.

¿Qué es la liposucción?

La liposucción consiste en emplear el método de la succión para extraer el exceso de grasa corporal que se forma en las zonas superficiales del cuerpo.

Es una intervención que, sin combatir la obesidad ni sustituir a la alimentación saludable ni al ejercicio, libera a la persona del tejido adiposo no deseado. Se trata de un tratamiento muy versátil, ya que puede ser aplicado tanto en el abdomen como en los glúteos, muslos, mamas, rodillas, tobillos, pantorrillas, mentón, mejillas, cuello y brazos.

¿Cuál es la relación entre la lipoescultura y la liposucción?

La lipoescultura y la liposucción se relacionan entre sí debido a que la primera consiste en aplicar la segunda en diversas áreas del cuerpo de forma simultánea para lograr así un resultado armónico y equilibrado a la vista.

No obstante, en la lipoescultura se utilizan tubos metálicos más finos que en la liposucción. Esto último tiene lugar siempre y cuando las zonas a tratarse no cuenten con demasiado tejido adiposo a suprimirse.

Procedimiento de la lipoescultura

El procedimiento comienza con una anestesia local, a lo cual le sigue la introducción de cánulas metálicas muy finas que aspiran la grasa a través de incisiones que cuentan en promedio con un centímetro y medio de longitud.

Si se recurre a la lipoescultura con láser, este cumple con la función de disolver el tejido adiposo para que la cánula lo aspire. A su vez, sella los vasos sanguíneos, con lo cual garantiza un menor sangrado.

¿Cuándo es recomendable?

Los cirujano plásticos de Clínica CROSS, recomiendan recurrir a la lipoescultura en vez de a la liposucción cuando los depósitos de grasa son pequeños y lo que hacen es arruinar una silueta estética.

Resultados

Se obtiene una figura armónica y estética. El paciente, hasta cierto punto, puede modelar su cuerpo a su gusto, al final de cuyo proceso se verá libre de colgajos o con una presencia mínima de estos.

Volver arriba